www.biotalde.com

lunes, 4 de marzo de 2013

LA LIMPIEZA EN LA INDUSTRIA ALIMENTARIA. Parte I : PRODUCTOS (reglamentación que les aplica)


El proceso de limpieza en una industria alimentaria constituye un plan de apoyo o prerrequisito necesario que forma parte del sistema de autocontrol APPCC de obligado cumplimiento y que es el que garantiza la seguridad alimentaria.

El proceso de limpieza es fundamental ya que contribuye, sin duda, al éxito del producto final que representa la imagen de dicha industria.




En esta primera parte nos fijamos en los productos de limpieza, porque de manera general, al hablar de limpieza, la vinculamos de inmediato a un sinfín de productos maravillosos destinados a acabar con la grasa, con la cal e incluso con las bacterias y/o cualquier tipo de suciedad que podamos imaginar.



No así, a lo que hay detrás de sus principios activos, que son los que les permiten cumplir con su misión. En algunos casos, se esconden también sustancias tóxicas y/o peligrosas que ni nos imaginamos. El conocimiento de su existencia (etiquetado con sus pictogramas), sus condiciones de empleo (recomendaciones del fabricante, protocolos de actuación, medidas de protección), etc... son determinantes tanto para su correcta manipulación como para la eficacia que se espera de los mismos.

Para ello y de manera breve, recordamos la existencia de una reglamentación que pretende proteger tanto la salud humana como el medio ambiente. De ella, entre otros aspectos, derivan las Fichas de Datos de Seguridad (FDS), fichas que tendremos presentes por la información que aportan, como son, las sustancias presentes (tóxicas o no).
Nos referimos a la Reglamentación REACH y CLP.



¿Qué es el REACH? 

Son las siglas en ingles (Registration, Evaluation, Authorisation and Restricción of Chemicals) del Reglamento (CE) nº 1907/2006 sobre el registro, evaluación, actualización y restricción de sustancias y mezclas químicas.

¿Qué es el CLP? 

Son las siglas en ingles (Classification, Labelling and Packaging) del Reglamento (CE) nº 1272/2008 sobre clasificación, etiquetado y envasado de sustancias y mezclas.

Esta reglamentación, determina las propiedades de las sustancias y mezclas que conducen a su clasificación como peligrosas. Es decir, tras establecer en un primer lugar una correcta identificación del peligro, a continuación realizar la comunicación del mismo, para finalizar con su registro.

Ambas reglamentaciones van de la mano y es fundamental para una correcta aplicación de las mismas, la comunicación armonizada a través de la cadena de suministro. Se trata de evitar incoherencias como en la elaboración y posterior interpretación de los pictogramas, en los cambios de terminología,…etc, que a posteriori, son los que aparecen, por ejemplo en las Fichas de Datos de Seguridad (FDA) de los productos de limpieza de uso en la industria alimentaria. 

Desde varios departamentos del Gobierno Vasco, han llevado a cabo un trabajo conjunto para la puesta en marcha de estas reglamentaciones y entre otras actividades, resaltar la puesta en marcha de la Oficina REACH CLP Bulegoa, así como la creación de guías para facilitar la implantación de dichas reglamentaciones.





1 comentario: